El valor de la memoria, el valor de tus recuerdos.

 

Hoy voy hacer una excepción. No voy a dejar una entrada con fotos de mi trabajo o mostrar algo realizado últimamente. Os quiero compartir una reflexión.

Este es mi blog, mi página, mi casa y quien aquí llega lo hace con interés por mi trabajo y si repite, por conocerme un poco más. Pues con esta reflexión obtendrá más datos.

Os cuento:

Son muchas las veces que he mantenido conversaciones con amigos sobre el famoso tema de ” las cosas pasan, porque tienen que pasar” “percibí un mensaje que hizo darme cuenta de que aquel camino sería erróneo” etc. Personalmente nunca he podido constatar un valor científicamente real en todo eso y sinceramente, desde la ciencia es muy fácil desmontar esas teorías, pero es tan divertido creer un poco en ese lado místico.

Todo esto lo digo porque hoy he visto dos video que me han llegado de fuentes diferentes, de personas distintas y que hablan de cosas diferentes, pero que me ha hecho reflexionar mientras preparaba el equipo para la boda de hoy. Hay muchas cosas en común entre ellos, los recuerdos, la memoria, su conservación y … su valor.

Los que nacimos en la era analógica tenemos la suerte de que nuestros padres no tenían más remedio que plasmar en papel aquellos recuerdos de nuestra infancia. Esos veranos de pantalones tremendamente cortos y camisas desbocadas se observan hoy en papeles que llamaríamos “vintage”, no es vintage, no es una moda, es mi historia, la de mis padres, la de mi hermano, la de mis amigos… mi vida vivida hasta hoy.

A lo bueno, es fácil acostumbrarse. Los avances son utilizados estratégicamente para hacernos consumir y creernos que ahora si, ahora lo tendré todo perfecto, hasta que sale el siguiente.

Hoy es 21 de septiembre, es el día mundial del Alzheimer y cuando escucho o leo esto pienso lo triste que puede ser perder tus recuerdos, no tanto ya para el que los ha perdido, pobre, si no para quien todavía recuerda a su lado y ve lo que a este le es imposible recordar.

Y volviendo al principio, creo que me ha hecho darme cuenta del grave peligro que corren nuestros hijos. Nuestros hijos nacidos en la era digital. Rodeados de Imac’s, Ipone’s, Pc’s y discos duros. Tienen millones de fotos, más de las que tengo yo de mi vida y tengo 36 años. Pero yo tengo algo que muchos de esos hombres y mujeres del mañana no tendran… Yo lo he tengo real, en papel, palpable, accesible…

Nosotros somos los responsables de sus recuerdos y no nos damos cuenta de que la tecnología no es infalible. Un CD, un DVD, un disco duro puede dejar de funcionar sin previo aviso y que pasará entonces.

El día que me casé me llevé de casa de mis padres 5 álbumes repletos de fotos, desde el día que nací, mi primer cumpleaños, mi infancia, mi adolescencia… mi vida y a mis hijas les gusta cuando se los enseño, se ríen, se imaginan sus historias.

Un día serán ellas las que hagan lo mismo con sus hijos, porque yo…. soy VINTAGE. Amo el papel, su textura, su calidez, su poder de perdurar en el tiempo.

Mis recuerdos, sus recuerdos no serán pixeles muertos.

 

Y utilizaré los dos vídeos que os he comentado para ilustrar mi reflexión.

 

The memory value, the value of your memories.
Today I make an exception. I will not leave an entry with photos of my work or show something done recently. I want to share a thought.
This is my blog, my website, my home and who comes here does so with interest in my work and if repeated, to know a little more. Well with this reflection will get more data.
I explain:
Many times I’ve had conversations with friends about the famous theme of “things happen, because they have to happen” “I heard a message that made me realize that this road would be wrong” etc. I personally have never witnessed a real scientific value that and honestly, since science is very easy to dismantle these theories, but it’s fun to believe a little in that mystical side.
I say this because today I saw two video that I have come from different sources, and different people talking about different things, but it made me think while preparing the team for today’s wedding. There is much in common between them, memories, memory, storage and … value.
Those who were born in the analog era we are fortunate that our parents had no choice to put into paper the memories of our childhood. These extremely short summers of pants and shirts runaway observed in papers today we would call “vintage” is not vintage, is not a fashion time, it’s my history, my parents, my brother, my friends … my lived life until now.
It is easy to live in good conditions. The advances are used strategically to consume us and believe us now if, now I will have everything perfect, until the next sale.
Today is September 21, is World Alzheimer’s Day and when I hear or read how sad it can be to lose your memories, and not so much for the lost, poor, if not for those who still remember him and see what this it is impossible to remember.
Returning to the beginning, I think that has made me realize the grave danger to our children. Our children were born in the digital age. Surrounded Imac’s, Ipone’s, PCs and hard drives. They have millions of photos, more than I have in my life and I have 36 years. But I have something that many of those men and women of tomorrow will not have … I’ve I have real, on paper, palpable, accessible …
We are responsible for their memories and do not realize that technology is not foolproof. A CD, a DVD, a hard drive can stop working without warning and will happen then.
The day I married I took my parents house 5 albums full of photos from the day I was born, my first birthday, my childhood, my adolescence … my life and my daughters like when I teach, laugh, imagine their stories.
One day will be the ones to do the same with their children, because I ….I’m VINTAGE . I love the paper, its texture, its warmth, its power to endure over time.
My memories, memories are not dead pixels.

And will use the two videos that I have mentioned to illustrate my reflection.

LOST MEMORIES (French, English Subtitles) from Francois Ferracci on Vimeo.

 

Gracias por pasar, por leer y dejarme invitarte a la reflexión.

Julia Seren25 septiembre, 2012 - 16:29

Bueno, bueno…
Como siempre me sorprendes…Yo soy una de esas, que cada cierto tiempo que pasa, me pregunto que habra publicado hoy J.Luis?…Vaya sorperesa!…Lo comparto contigo…y decirte que esa 2ª profesion que llevas dentro la bordas… Me encanta!…FeLiCiDaDeS!!!…

Julia Manero Gajate23 septiembre, 2012 - 23:18

Yo tambien soy “vintage” me encanta y me relaja, pasar y pasar paginas de albums de fotos,,,, y siempre se hace corto el reportage ¡!!!!!!!

Germán Rodrigo23 septiembre, 2012 - 20:04

Pues si tio. Hoy mismo he estado volviendo a escanear las fotos de mi primer perro. Las tenía en un disco duro que dejó de funcionar repentinamente. Y por suerte mantenía en casa de mis padres ese viejo álbum con fotos de mi infancia. No quiero ni imaginar lo que sería perder todas esas fotos que solo tenemos en formato digital. Un abrazo!

Pilar Prada21 septiembre, 2012 - 14:43

Podeis leer, pensar, y despues reflexionar, es un post que ha escrito un compañero. Gracias