Preboda Marta y Selene

 

 

Vivimos una época en la que internet lo ha revolucionado todo. Los fotógrafos hemos ampliado nuestras fronteras y ahora es algo habitual realizar un trabajo a miles de kilómetros de tu ciudad de residencia. Mis clientes ya no solamente son las novias que viven a tres manzanas de mi estudio o residen en la misma ciudad. Esta globalización nos aporta cosas buenas pero no quiero olvidarme de las otras, las que no. Google es el buscador de referencia y se a instalado en nuestras vidas como una herramienta sin la que no sabríamos vivir. Hoy todo lo buscamos allí, desde el mejor fotógrafo para tu boda hasta la receta del bizcocho. Esto es bueno, si, pero es utilizado hasta el extremo. Me da mucha pena ver como compañeros de profesión centran sus esfuerzos en la carrera de codos de google. Aparecer lo más arriba posible se ha convertido para muchos en la búsqueda del dorado.

Desde aquí, desde mi espacio, desde mi casa, os la regalo. Esa carrera no la corro, para vosotros. Yo no quiero esa novia, yo no quiero esa clienta. Mi carrera se centra en mejorar mi trabajo día a día. Acudir a seminarios, congresos, compartir en tertulias de mantel, etc. Aprender de aquellos que son admirados en sus países y fuera de ellos por su trabajo, no por lo que dice el SEO.

No me gusta definir mi trabajo con etiquetas, prefiero que eso lo hagan mis novias, mis clientas, pero si hay una forma de definirlo que me gusta escuchar es “fotografía romántica”. En el fondo todo lo traduzco a eso, eso es lo que intento, esa es mi carrera, esa es mi meta y esas son las parejas con las que quiero trabajar, las otras, las que te ofrece google, para vosotros.

Ahora si, aquí están las fotos de la que creo que es la preboda más divertida que he realizado hasta la fecha.

Marta y Selene ha sido una pareja muy especial y con la que he pasado una tarde preciosa. Os agradezco la naturalidad con la que os habéis mostrado, la confianza que me habéis depositado y el hacer que mi trabajo sea tan fácil de hacer. Aunque a sesiones de fotos como esta jamás le podemos llamar trabajo. Espero que os gusten.

 

 

Gracias por pasar.

 

Carlos Sánchez Durán7 septiembre, 2012 - 14:39

Hola compañero, después de tanto tiempo trabajar juntos en otra especialidad, tras el reportaje que me hiciste a mi hijo para su comunión y después de ver tu forma de trabajar… Es un placer decirte que sigas así, rozas la perfección y originalidad, no dejes ese camino y sigue así para que todo tu trabajo sea un éxito en la perfección. No cambies nunca. Tu amigo: Carlos.